Consejos para abrir tu jaula y volar lejos de la persona acosadora

Si estás leyendo esta entrada es porque probablemente estés o hayas sufrido algún tipo de acoso escolar, puede también que conozcas a alguien que lo este sufriendo ahora y quieras ayudarle. Lo primero que tengo que decirte es que NADA DE ESTO ES CULPA TUYA.

Dejado claro eso, me he decidido a escribir este post porque he dedicado a uno cargado de ironía a la persona acosadora, así que me parece justo que ahora llegue tu turno.

A continuación te dejo la siguiente lista, espero que te resulte útil:

1. La más importante y por la que debo empezar es que no sientas vergüenza. Como te decía al principio nada de lo que te esta ocurriendo es culpa tuya, no dejes que te hagan creer lo contrario.

2. No hay nada de malo por ser diferente si así te consideras que eres. Mi primera entrada de la web da la principal bienvenida a todos los que alguna vez fuimos los raros. Probablemente tengas algo escondido ahí dentro que te hace ser especial, eso mola

3. Recorre un camino distinto al de tu acosador o acosadores. Y con esto no quiero decir que te escondas, solo que les ignores. No les hagas sentir más fuertes cayendo en sus provocaciones o mostrándote temeroso ante ellos.

4. Habla sobre el tema. Sé que es difícil y que te hará sentir débil o te provocará vergüenza, pero te lo repito: No debes sentirte así. La única o las únicas personas que deberían tener esos sentimientos son lo que provocan el daño a otras personas.

5. No te silencies. No calles a preguntas que sabes delante del profesor solo por pasar desapercibido o desapercibida. Te he dicho que recorras un camino distinto, pero que no te escondas. Ellos no se merecen que bajes tu rendimiento académico o te aísles del mundo. Mantente firme y sé tu mismo por encima de todo.

6. Tienes que saber que la persona o las personas que te están acosando sufren, seguramente, una carencia mayor en su vida. No quiero que esto te haga sentir mejor, es triste, y deberías compadecerte de ellos. Necesitan ayuda.

7. Concéntrate en todas las cosas que haces bien, refuerza tu autoestima haciendo ese tipo de cosas. Si eres de esas personas que no crees que seas bueno en nada, te equivocas, solo necesitas tiempo para reconocerlo.

8. El colegio no es tu única red social y NO, no te estoy hablando de instagram o facebook. Me refiero a las actividades deportivas que practiques, el instrumento que toques o la biblioteca a la que recurras por ponerte algún ejemplo. Busca actividades donde puedas conocer más gente si eso te hace sentirte menos solo. La cruda realidad es que todos vivimos de etiquetas, si a ti te han puesto una, lucha por deshacerte de ella. FUERA LAS ETIQUETAS.

9. Comunícaselo al profesor y cuéntaselo a tu familia. Necesitas apoyo y ellos sabrán comprenderte. Ir a un especialista o acudir a al orientador del centro a veces también puede servir y no tiene nada de malo. Él te enseñará estrategias que te ayuden a enfrentar esta situación. No hay nada de malo en pedir ayuda.

10. DENUNCIA. No te quedes de brazos cruzados. Si debes hacerlo, hazlo sin miedo. Hay mucha gente que levantará la voz por ti si lo necesitas.

Si buscas más información o ayuda te aconsejo que visites esta página: http://aepae.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *